CITA ON-LINE
Prótesis

Las prótesis dentales son tratamientos para reponer los dientes o muelas ausentes, con el fin de mejorar la masticación, el habla y la estética.

Los odontólogos y estomatólogos son los únicos que se hallan autorizados para prescribir prótesis dentales y adaptarlas a la boca.

Mientras que los protésicos dentales ostentan la condición de fabricantes de productos sanitarios a medida y son quienes las realizan por indicación de un dentista.

Pueden ser:

  • Prótesis Fija
  • Prótesis Completa
  • Prótesis Removible
  • Prótesis Mixta
  • SobreDentadura

Cuidados e higiene

La higiene de la boca y de la prótesis debe hacerse después de cada comida y fundamentalmente antes de acostarse.

Los dientes naturales o elementos fijos de las prótesis, se cepillarán con pasta dentífrica y un cepillo dental en buenas condiciones.

Entre las coronas (fundas), puentes y la encía, se pasará la seda dental. Si los espacios son grandes se utilizarán cepillos interdentales.

Al final se puede utilizar un irrigador bucal con o sin colutorio.

La parte removible de la prótesis se debe limpiar fuera de la boca al menos una vez al día en profundidad. Con un cepillo especial para prótesis o un cepillo de uñas específico y jabón neutro. Se aclarará muy bien con agua y durante la noche se conservará en un vaso con agua, al que se puede añadir pastillas limpiadoras desinfectantes que se venden en farmacias.

Recomendaciones

  • Los primeros días procure cerrar la boca y masticar con cuidado, para no morderse y no sobrecargar la encía y dientes doloridos.
  • Mastique alimentos blandos y no pegajosos, pasando poco a poco a comer productos de mayor consistencia.
  • Para tratar las mordeduras se puede utilizar, enjuagues o toques con pomadas o geles calmantes y cicatrizantes.
  • Si tiene dolor o la prótesis le produce heridas, acuda a su dentista para que se la ajuste y le medique si fuera necesario.
  • En los casos de dentaduras completas, es probable que al principio se le mueva al hablar o comer. Deberá aprender a masticar con ambos lados de la boca simultáneamente, y no con un solo lado como se hace cuando se tienen los dientes naturales.
  • Existen productos (cremas y polvos) que favorecen la retención y adaptación de la prótesis en su boca. Pero antes de usarlos deberá consultar con su dentista.
  • Debe acudir a su dentista cada seis meses para la revisión de su prótesis y que se puedan detectar los desgastes de los dientes, corregir desajustes y en general realizar las adaptaciones necesarias a los cambios que siempre ocurren en su boca con el paso del tiempo.

Prótesis Fija

La prótesis dental fija es un tratamiento para restituir sus dientes naturales desgastados o perdidos con otros fabricados a medida. Pueden ser:

  • Fundas o coronas individuales que restauran la parte dañada o perdida del diente.
  • Puentes que sustituyen las piezas perdidas y se sujetan mediante coronas a los dientes vecinos.

En ambos casos se requiere tallar o tratar las piezas que se enfundan y sobre las que se pegan o cementan.

Las prótesis fijas son más cómodas, mejor toleradas y tiene menos inconvenientes que las prótesis removibles, aunque suelen ser más caras y requieren una vigilancia más frecuente por el dentista.

Con el tiempo la atrofia natural del hueso maxilar o retraimiento de las encías, suelen dejar a la vista la "junta" o unión entre el diente y la funda, con el compromiso estético que ello conlleva, por lo que requerirá su reemplazamiento.

Al principio se puede tener la impresión que los dientes artificiales son muy grandes y presionan a los adyacentes. Sensación que desaparecerá rápidamente.

También se puede morder uno las mejillas o la lengua, e incluso tener la dificultad en pronunciar algunos sonidos o sílabas. Aunque en poco tiempo aprenderá a evitarlo.

Si se la cementaron provisionalmente y se le desprende, lávela, colóquela en su sitio y acuda inmediatamente a su dentista.

Prótesis Completa

La prótesis completa es un tratamiento de la ausencia total de dientes, mediante aparatos bucales que los reponen artificialmente.

No solo sirven para mejorar la masticación, sino también el habla y la estética que suele estar muy deteriorada en los pacientes desdentados.

El principal inconveniente es su movilidad, sobre todo de la prótesis inferior que es fácilmente desplazada por la lengua incluso al hablar.

La prótesis superior aunque suele tener más sujeción por el paladar, los dientes pueden quedar ocultos por el labio.

Con el tiempo, el hueso del maxilar, sobre el que se apoyan, se reabsorbe, por lo que las prótesis se aflojarán y podrán producir molestias o ulceraciones que requieran corrección por su dentista.

Prótesis Removible

La prótesis dental removible es un tratamiento de sustitución de los dientes que le faltan, mediante unos aparatos que se pueden y deben extraer de la boca para su limpieza.

Estos aparatos se sujetan a los dientes vecinos mediante unos retenedores o ganchos. Normalmente descansan sobre la mucosa de la encía, por lo que se puede notar un pequeño balanceo al comer, resultando la masticación no tan eficaz como con los dientes naturales.

Con el tiempo, los dientes remanentes en la boca se desplazan y junto con el cambio del hueso de los maxilares, los aparatos se desajustan pudiendo generar molestias o ulceraciones que requieren de su corrección por su dentista.

También los elementos metálicos o de plástico pueden sufrir fracturas, debido a la llamada fatiga elástica del material, que deberán ser reparadas por su dentista de inmediato.

Al principio notará una sensación extraña de ocupación de su boca, además de producir más saliva de lo normal. También puede tener dificultades en la pronunciación o masticación. Todos estos inconvenientes irán desapareciendo paulatinamente.

Prótesis Mixta

La prótesis dental mixta es un tratamiento para reponer las piezas dentales que le faltan mediante dos tipos de elementos que funcionan en conjunto como si fueran una sola prótesis:

  • Uno fijo formado por fundas o puentes que no pueden ser retirados de la boca.
  • Otro removible constituido por un aparato removible que se puede y debe ser retirado de la boca para su limpieza.

Se suman las limitaciones y los cuidados de las "PROTESIS FIJA" y de las "PROTESIS REMOVIBLES". Por lo que se exigirá una mayor higiene y una vigilancia más frecuente por su dentista.

Sobredentadura

La sobredentadura es un tratamiento para reponer las piezas dentales que le faltan mediante aparatos bucales portadores de dientes artificiales que cubren unos elementos fijos, anclados a dientes naturales o resto de raíces, en los que se situan los elementos de retención.

Mejoran la sujeción de las prótesis completas, dando mayor confianza en la masticación y el habla.

La parte fija que asienta sobre las raíces es muy delicada, por lo que requiere una higiene muy cuidadosa, no siendo adecuada para triturar alimentos muy duros.

En ocasiones se puede producir la rotura de las raíces o fracasos irrecuperables de las endodoncias, que obligan a su extracción